El anteproyecto de Ley de Memoria democrática, aprobado por el Consejo de Ministros, contiene importantes avances con respecto a la Ley de Memoria Histórica de 2007. Aun así, persisten en su articulado determinadas ambigüedades que podrían ser muy peligrosas en manos de un gobierno de la derecha.  

Estamos ante una reforma del sistema público de pensiones sin precedentes. Nada que ver con las anteriores del 2011 y 2013, ni con las consecuencias de la creación de la propia comisión del Pacto de Toledo del año 1995 y sus consiguientes modificaciones en el sistema. No hay más que ver la repercusión social y mediática.

La CGT, que había anunciado a principios de octubre la convocatoria de una huelga general en la Comunidad de Madrid para enfrentar la crisis del Covid-19 y su mala gestión por el gobierno de Ayuso, finalmente ha fijado la fecha de la misma para el 11 de noviembre. Desde Lucha de Clases apoyamos esta iniciativa y llamamos a UGT y CCOO, además de todas las organizaciones obreras, estudiantiles y vecinales, a sumarse.

El Coronavirus continúa extendiéndose por el planeta. Ya son más de 40 millones de personas infectadas en todo el mundo, de las cuales 1,1 millones han fallecido. Si bien en el Estado Español ha habido un par de meses de estabilización a principios de verano, sin apenas contagios, a partir de finales de julio las cifras de positivos por Covid-19 han ido aumentando hasta entrar ahora en la llamada segunda ola.

La dirección de Aernnova se dirigía así a los trabajadores por correo electrónico o carta antes de la pandemia: “querido colaborador ..”, ahora con la pandemia nos tutean “querido compañero ..”, a este paso en la siguiente carta nos llamarán “querido camarada ..”.

Entrevistamos a Xosé Paleo Rodríguez portavoz de la CIG en el Comité de Empresa de ALCOA sobre las repercusiones laborales y sociales que tendría el cierre de Alcoa y la alternativa al mismo que está defendiendo la CIG.

El pasado mes de septiembre los trabajadores de la empresa municipal de transportes de Valencia (EMT) comenzaron unos paros para reclamar el cumplimiento por parte de la dirección del preacuerdo de convenio y el acuerdo de externalizaciones al que se había llegado anteriormente, además de otras demandas a las que se había comprometido la dirección a dar satisfacción, y que no se están cumpliendo.