En la madrugada del 17 de julio, un asentamiento de temporeros inmigrantes a las afueras de Lepe sufría el tercer incendio en tan sólo cinco días. Unos 400 temporeros, que viven en estos asentamientos chabolistas, han presenciado como el fuego arrasaba con las pocas pertenencias que tenían.

Los resultados de las elecciones al Parlamento Vasco celebradas el pasado domingo son una muestra de las diferentes expresiones de la situación política y social en Euskadi, en la que EH Bildu ha canalizado el voto que ha perdido Elkarrekin Podemos, al mismo tiempo que los principales partidos de la derecha muestran pérdidas de votos.

La podredumbre del régimen se está revelando de una manera tal que hace necesaria algún tipo de reacción por parte del aparato del Estado para salvar la Corona, aunque sea sacrificando (simbólicamente) a Juan Carlos de Borbón. Es la hora de levantar un movimiento de masas por la república para acabar con esta infamia.

Las elecciones al Parlamento de Galiza han confirmado los pronósticos que adelantamos unas semanas antes. A pesar de que Feijóo mantiene la mayoría absoluta, el BNG ha logrado un resultado histórico gracias a la estrategia combativa que ha mantenido en estos años, así como por la bancarrota política de UP (Galicia en Común), que sólo logra un 3,93% de los votos.

En los últimos días, se ha desatado en las redes un debate acalorado sobre la teoría queer. El conocido periodista de izquierdas, Antonio Maestre, ha intervenido en esta polémica para explicar las supuestas motivaciones egoístas de los promotores de esta controversia, estando, a su parecer, los defensores de la teoría queer ligados a Unidas Podemos y sus detractores al PSOE.

Tras la suspensión provocada por el coronavirus, Galiza se enfrenta a sus comicios el próximo 12 de julio. A pesar de la fuerte pérdida de popularidad de Feijóo con respecto a las pasadas elecciones, parece bastante probable que pueda mantener la mayoría absoluta. No obstante, si la izquierda juega bien sus cartas, podría canalizar el descontento existente para tumbar de una vez al PPdeG.