El bombardeo israelí de Gaza ya ha matado al menos a 53 palestinos, entre los cuales 14 son niños, y herido a cientos, mientras que siete israelíes han muerto por cohetes disparados desde la Franja de Gaza.

En Túnez ha estallado un nuevo y poderoso movimiento de masas. La explosión de ira se debe a la crisis económica, que ha degradado a los tunecinos a una vida de pobreza y sufrimiento. Justo diez años después de la revolución de 2011, que derrocó a Ben Alí, ninguno de los problemas de las masas tunecinas ha sido resuelto.

Con un decreto presidencial firmado el 10 de julio, el régimen de Erdogan decidió convertir Santa Sofía, en Estambul, una histórica iglesia bizantina construida en el año 534, de museo a lugar de culto musulmán. El monumento bizantino fue convertido en museo en 1934 con un decreto del fundador del Estado burgués moderno, Kemal Ataturk, y marcó el carácter secular del Estado turco.

El "Acuerdo del siglo" recientemente anunciado por Trump para negociar la "paz" en Israel-Palestina es una lista de términos humillantes para los palestinos, cuyo objetivo es dar un respaldo total al expansionismo israelí.

Ayer, una enorme explosión causó una incalculable destrucción y derramamiento de sangre en la capital libanesa. Esta tragedia era un desastre anunciado, y provocará la ira de las masas contra la camarilla corrupta de la alta sociedad. Sólo la lucha de la clase obrera puede poner fin a esta situación intolerable, escribe Alan Woods.

La madrugada del viernes (3 de enero de 2020), en un acto de suprema arrogancia, la administración Trump llevó a cabo el asesinato del general iraní Qassem Soleimani, así como del principal líder paramilitar iraquí, Abu Mahdi al-Mohandes en el aeropuerto de Bagdad. Una vez más, el imperialismo estadounidense está incrementando la inestabilidad en el Medio Oriente.