En medio de críticas públicas generalizadas, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, cambió el nombre de su empresa a Meta. El supuesto objetivo de este cambio es alinearse mejor y representar los objetivos del llamado proyecto "Metaverso".

La variante Ómicron ha disparado el número de contagios de Covid19 en el Estado Español, superando ampliamente los picos de contagios de las olas anteriores, con una incidencia acumulada que rebasa los 3.000 casos por cada 100.000 habitantes en la segunda semana de enero.

El domingo 31 de octubre, se abrieron oficialmente las negociaciones para la COP26, la última Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático. Con sede en Glasgow, Boris Johnson dió la bienvenida a los jefes de estado de alrededor del mundo para iniciar dos semanas de negociaciones, paneles de discusión y conferencias de prensa. Los líderes empresariales también están presentes para presentar sus ideas sobre cómo abordar el cambio climático.

Los datos acerca de los suicidios son cada vez más demoledores. Es la primera causa de muerte no natural en España, con 3.941 suicidios en 2020, lo que significa que en este país cada 2 horas y media una persona se quita su propia vida.

El lunes 9 de agosto, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) publicó su último informe climático, resultado de siete años de investigación. El presidente de la COP-26,[1] Alok Sharma, declaró que "No podemos permitirnos esperar dos, cinco, diez años, sino que nos estamos acercando peligrosamente al momento en que será demasiado tarde. […] Un fracaso de la COP-26 sería catastrófico, no hay otra palabra” (Alok Sharma, presidente de la COP 26 - AFP, 08/08/2021).[2]

Ha surgido una nueva variante preocupante de COVID-19, llamada B.1.1.529 u Ómicron. La imprudente persecución de intereses capitalistas cortoplacistas es responsable de esta cepa, alargando una pandemia que se está convirtiendo en una pesadilla aparentemente interminable.

Frente a la pandemia, la crisis medioambiental se ha visto algo ensombrecida. Su impacto, sin embargo, continúa. Ahora estamos cosechando las consecuencias del cambio climático con condiciones climáticas extremas cada vez más comunes. Este año, en particular, las trágicas sequías han afectado a regiones diseminadas por todo el mundo.